En un país como el nuestro, fragmentado y con muchas problemáticas sociales, la pregunta de cómo mejorar la sociedad siempre ha estado presente. En este caso, la mujer se encuentra en desigualdad en las oportunidades laborales por una infinidad de razones: no hay recursos, cuidar a sus hijos y familiares, falta de educación o simplemente los límites que esta tiene y es un tema de importancia hasta el día de hoy.

Si bien hay empresas que empiezan a valorar el trabajo y el tiempo de la mujer, todavía queda mucho por hacer. Sobre todo cuando la mujer se convierte en madre, el respeto hacia ellas varía mucho más de acuerdo a donde pertenecen y según las miradas de los líderes, en la mayoría colocándolas en una posición inferior. Esto conlleva a que muchas mujeres decidan empezar sus propios negocios de manera independiente.

De esta forma, el número de mujeres emprendedoras empieza a incrementarse en la última década. Así, la mujer se convierte en jefa del hogar, fuente de ingreso económico y gestora de sus finanzas. Es un gran avance para la mujer, y como el camino aún sigue siendo largo por recorrer, en Pequeños Detalles Handmade Perú reconocemos a las mujeres y madres que deciden emprender para mejorar su calidad, bienestar total, auto reconocimiento como “mujer poseedora de poder” y además como fuente valiosa de amor y estabilidad para sus hijos y sus familias.

Translate »