La señora Carmen (o Carmencita como la llaman sus seres queridos) tiene una larga trayectoria tejiendo. Ella empieza tejiendo desde pequeña en el colegio con una profesora. Después con el tiempo va a varias empresas de tejido y otras de exportación. Los lugares eran un poco alejados haciendo que ella se traslade tramos extensos a lugares como Huachipa y luego en Ate-Vitarte. Ella hace las muestras ya que sus contratistas confiaban en su trabajo y después revisa el tema de calidad, con lo cual enseñaba a un grupo de tejedoras a afinar los acabados. Por el tiempo, la salud y sus hijos, la señora Carmencita deja de ir a estas empresas y comienza a extrañar tejer, sin embargo, no quiere hacerlo sola, prefiere contar con un equipo de trabajo con el cual se puede distribuir las tareas. “Pequeños Detalles” tiene dos tejedoras más especializadas en gorros y zapatos respectivamente, de esta manera la labor se vuelve más equitativa beneficiando a las señoras artesanas emprendedoras.

Sus diseños (Hechos por sus propias manos)

Translate »